Summarize

Los costos anuales asociados ascienden a US$ 30.900 millones.

Con el fin de dar a conocer los resultados de un estudio realizado por la consultora Deloitte en colaboración con el laboratorio Novartis sobre enfermedades cardiovasculares y metabólicas en América Latina. que se presentó por primera vez en el congreso Mundial de Cardiología y Salud Cardiovascular (WCC 2016) en México, diversas personalidades médicas comenzaron una tarea de divulgación, con la idea de abrir el diálogo y generar conciencia en seis de los nueve países que formaron parte de la investigación: El Salvador, Colombia, Perú, Ecuador, Chile y Brasil. 

Lynne Pezzullo, investigadora principal del estudio, presentará los principales hallazgos que muestran la carga económica que representan las cardiopatías en esos países donde todos los años son diagnosticados aproximadamente 89,6 millones de personas (27,7%). 

Es decir, 1 de cada 4 personas sufre de estos padecimientos (ataques del corazón, insuficiencia cardiaca, fibrilación e hipertensión), convirtiéndolo en una prioridad en materia de salud pública. Se calculó que el costo de las afecciones en la región superó los USD 30,9 mil millones en el 2015.

El impacto lo sienten las personas que sufren de la enfermedad, así como los gobiernos, los negocios, las familias y los amigos, en los tratamientos de cuidados de salud, pérdida de productividad, la carga de los cuidadores informales y otros costos. La investigación muestra que para poder contrarrestar la situación actual es fundamental implementar dos aristas. En primer lugar, un proceso de tratamiento integral para que los pacientes que ya tienen estos padecimientos puedan ser controlados con las mejores tecnologías y así, mejorar su calidad de vida. En segundo lugar, avanzar en un proceso de prevención e intervención temprana, para evitar que más pacientes sufran estos padecimientos. "La prevención es un punto de inflexión en los costos de estas enfermedades. Implementar sistemas de telemedicina y las intervenciones de apoyo estructuradas por teléfono están en el grupo de opciones para complementar la prevención y el tratamiento a bajo costo", expresó la investigadora Lynne Pezzullo.

Jorge Salazar, Director Médico de Enfermedades Cardiovasculares y Metabólicas de Novartis en Latinoamérica y Canadá declaró que "esperamos que los resultados de esta investigación les sirvan a los líderes del sector de salud y a los legisladores a comprender mejor el problema, de modo que podamos emprender juntos acciones reales, que se traduzcan en un cambio en la vida de los pacientes de enfermedades cardiovasculares en Latinoamérica", agrego.

La investigación fue realizada por Deloitte Access Economics Australia, otras firmas miembros de Deloitte en Latinoamérica, conjuntamente con los aportes de entidades de Novartis en los nueve países, Novartis LAS (que encargó la investigación) y prestigiosos especialistas clínicos de la región y líderes de opinión de importancia clave.

Comentarios