Summarize

La tensión que viven los simpatizantes del fútbol en un mundial puede derivar en padecer distintos trastornos de ansiedad.
 

(www.neomundo.com.ar) Argentina es un pueblo netamente futbolero por lo cual el campeonato paraliza al país. A esto se le suma que los nervios de los fanáticos se van por las nubes ante cada partido y al sufrimiento también aumenta. Esta situación, normal en la mayoría de los argentinos, se intensifica hasta instancias patológicas en aquellas personas con trastornos de ansiedad.

Por este motivo, profesionales del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) explican por qué la tensión que viven los simpatizantes del fútbol en un mundial puede derivar en padecer distintos trastornos de ansiedad o agudizar los existentes para aquellos que ya los padecen.

El mundial de fútbol es un evento que provoca, sobretodo en nuestro país, grandes euforias y fanatismos que llevan a alcanzar importantes niveles de adrenalina y nerviosismo en los simpatizantes.

Por otra parte, la adrenalina que genera tanta expectativa e incertidumbre ante los resultados de los partidos hace que aumenten los niveles de tensión y junto a éstos, aumentan los niveles de ansiedad.

Según la Licenciada Gabriela Martínez Castro, directora del CEETA y especialista en Trastornos de Ansiedad y terapia cognitivo conductual de tercera generación, esta ansiedad que viven algunas personas al ver un deporte como el fútbol “puede provocar trastornos de pánico, trastornos por ansiedad generalizada o puede generar preocupación excesiva con síntomas físicos concomitantes”.

"Lo que podemos destacar, es que en aquellas personas que ya poseen predisposición a la ansiedad, y no lo saben, este tipo de eventos, como el mundial, pueden gatillar trastornos como el trastorno de pánico, el trastorno por ansiedad generalizada, y por último, el de ansiedad social, ya que solemos reunirnos para ver los partidos, y eso induce a la interacción social", continuó Martínez Castro.

Además, en muchos otros casos se puede dar otro cuadro como la ansiedad social o fobia social que es el temor a no ser aceptado, a ser ridiculizado o burlados por otras personas.

“El mundial generalmente provoca que las personas se reúnan a ver los partidos y esto hace que individuos con tendencia a la timidez pueden tener temor a hacer un papelón en público como, por ejemplo, gritar excesivamente un gol o maldecir ante una situación desfavorable del partido”, explica la especialista.

A partir de una situación de este estilo el trastorno sale a la luz y puede perjudicar otras aéreas de la vida, como miedo hablar en público, concurrir a eventos sociales, presentarse ante muchas personas, rendir examen, etc.

SINTOMAS. “Los síntomas más frecuentes con la ruborización, temblores, sudoración, taquicardia, agitación respiratoria, deseos intensos de escapar de la situación social, y hasta, en los casos más graves, ataques de pánico. Si todos estos síntomas o sensaciones se presentan, significa que estamos ante la presencia de un cuadro de ansiedad social”, explica la Lic. Martínez Castro.

Hay muchas personas que tienen una predisposición a padecer trastornos de ansiedad, pero no lo saben. Esta predisposición puede darse por la simple genética o puede ser configurada en la infancia por tener padres ansiosos, nerviosos, sobreprotectores o temerosos.

Además, “hay, situaciones desencadenantes donde se vive una alta tensión como por ejemplo quedar afuera de un mundial, un gol a ultimo minuto, ganar la copa del mundo, que pueden “despertar” esta tendencia y provocar trastornos de pánico, trastornos por ansiedad generalizada o preocupación excesiva”, agrega. (Fuente www.ceeta.org)

Comentarios